IMPLEMENTACION Y EVALUACION DE UN SISTEMA DE INMOVILIZACION TERMOPLASTICO PARA LA IRRADIACION DE TUMORES PELVICOS 

Lic. D.Venencia1, Dra. S.Zunino1, Dr. M.Lione1, Ing. N.Tissera1 , Lic. S.Bustos2, G.Arnold1

1 Instituto Privado de Radioterapia, Obispo Oro 423 (5000) Córdoba, Argentina - 2 CONICOR - CEPROCOR

Introducción

    Los materiales termoplásticos son ampliamente utilizados en la construcción de máscaras de fijación en cabeza y cuello. Recientemente este tipo de accesorios han comenzado a utilizarse para la inmovilización de pelvis y mama.
    El objetivo de este trabajo es mostrar el diseño de los accesorios y técnica de construcción de un sistema de inmovilización pelviana. Analizar las variaciones en la posición del isocentro en pacientes con y sin máscara en diferentes posiciones de tratamiento y cuantificar el aumento de la dosis piel en técnicas de dos, tres, cuatro y seis campos.

Materiales y Métodos

    Las máscaras pélvicas fueron construidas con planchas termofusionables sólidas (Aquaplast) de 2.4mm de espesor de tamaño 18??x24??.
    Se construyeron dos soportes de acrílico los cuales fueron ajustados a la plancha, en la dirección de máxima longitud, para su manipulación y fijación, Fig. 1.


Figura 1
Muestra de material termofusionable utilizado en la confección de máscaras pélvicas.

    La plancha de Aquaplast es sumergida en el agua contenida en un calentador eléctrico a una temperatura entre 70º y 80ºC. Este recipiente fue construido en acero inoxidable y la temperatura es controlada por dos termostatos independientes, Fig. 2


Figura 2
Calentador de agua eléctrico, controlado por dos termostatos independientes, utilizado para calentar las planchas de Aquaplast.

    Cuando la plancha se torna transparente es retirada del agua, secada y  colocada sobre la superficie del paciente. Los soportes de acrílico son fijados a una tabla de PVC, con diferentes posiciones de inserción. La máscara es moldeada a mano asegurando que la misma acompañe las formas anatómicas del cuerpo, Fig. 3 y 4.


Figura 3
Vista inferior de máscara pélvica construida en un paciente en posición prona para irradiación de próstata.


Figura 4
Vista lateral de máscara pélvica.

    Después de finalizar y comprobar que la máscara se adapta perfectamente al cuerpo se inicia el proceso de simulación, obteniéndose imágenes de tomografía en caso de ser necesario, Fig. 5. La condición de tratamiento es verificada en el Acelerador Lineal (Fig. 6) por medio de placas radiográficas, Kodak ECL.


Figura 5
Paciente con máscara pélvica ubicado en el tomógrafo.


Figura 6
Paciente con máscara pélvica ubicado en el equipo de tratamiento e posición para ser tratado.

    Fueron seleccionados 20 pacientes con distintas patologías con indicación de irradiación pelviana. Para 10 de estos pacientes se construyeron máscaras, 6 en posición supina y 4 en posición prona. Los 10 pacientes restantes fueron marcados en tres puntos en la piel (anterior ó posterior y laterales) fijadas con nitrato de plata.
    Durante el proceso de simulación inicial se obtuvieron imágenes radiológicas anterior ó posterior, y lateral de referencia. Las variaciones en la posición del isocentro fueron analizadas durante el transcurso del tratamiento del paciente una vez por semana en un simulador Ximatron-5, Varian. Se observaron en cada simulación los desplazamientos longitudinales y laterales, por medio de una imagen flouroscópica anterior y lateral.
    El aumento de la dosis piel fue evaluado con y sin máscara con dosímetros termoluminiscentes (TLD) en forma de rods. Tres dosímetros TLD fueron colocados sobre la piel del paciente en cada campo de irradiación estudiado, Fig. 7.
    Los pacientes fueron irradiados con una energía de 10MV de un Acelerador Lineal Philips SL-15.


Figura 7
Dosímetros TLD rods ubicados sobre la piel del paciente para determinar la dosis en piel.

Resultados

    El sistema de soporte construido se adecuó en dimensiones a todas las situaciones estudiadas. Los puntos de apoyo en ambas posiciones fueron el periné, crestas ilíacas y glúteos.
    El tiempo necesario para la consolidación del plástico es no inferior a 60 minutos. Si el tiempo de secado no es el adecuado, aunque el material parezca solidificado, se pueden encontrar variaciones en las dimensiones de la máscara, no siendo al superficie de la misma apta para la localización del volumen de tratamiento.
    La correcta posición de la máscara debe asegurarse con marcas sobre las piernas del paciente y es aconsejable que su colocación se realice por los mismos técnicos operadores durante el transcurso del tratamiento.
    Los errores medios observados en pacientes sin máscaras en los tres ejes son del orden de 4mm. Los principales desplazamientos se aprecian en la falta de coincidencia de la marca anterior (o posterior) con las laterales para una misma posición de piernas, Fig. 8.


Figura 8
Errores medios encontrados en dirección longitudinal, lateral y vertical en pacientes sin máscara.






    Los errores medios observados en paciente con máscaras son del orden de 2mm, siendo la dirección longitudinal la que presentó los mayores desplazamientos, Fig 9


Figura 9
Errores medios encontrados en dirección longitudinal, lateral y vertical en pacientes con máscara.

    Se puede observar de los gráficos que existe una disminución de los errores a medida que aumenta el número de verificaciones.
    Los valores de dosis en piel obtenidos por rods de TLD, en pacientes con y sin máscaras para una dosis de 200cGy en el isocentro fueron:
 
 

Campos
Anterior
s/masc.
Anterior
c/masc.
Dif.
(%)
Lateral
s/masc.
Lateral
c/masc.
Dif.
(%)
Oblicuo
s/masc.
Oblicuo
c/masc.
Dif.
(%)
2
115 cGy
166 cGy
44
-
-
-
-
-
-
3
46 cGy
78 cGy
70
65 cGy
87 cGy
34
-
-
-
4
77 cGy
106 cGy
38
47 cGy
70 cGy
50
-
-
-
6
-
-
-
42 cGy
57 cGy
36
32 cGy
50 cGy
56

Conclusiones

    Las máscaras pélvicas mejoran la precisión de los tratamiento radiantes en tumores pélvicos impidiendo los movimientos involuntarios y eliminando el borrado o desplazamiento de las marcas en la piel. Los errores medios observados en pacientes con máscara están dentro de la resolución del método utilizado para su evaluación.
    El conocimiento de la colocación de la máscara pélvica juega un papel muy importante en la exactitud de su uso.
    El tiempo de posicionamiento de un paciente en tratamiento no cambia con la utilización de máscaras.
    El aumento de la dosis en piel determinado por TLD, sugiere que no debería utilizarse máscara para dos campos opuestos y paralelos.

[Volver a Publicaciones]

[ Página Principal | Contáctenos | About Us (English) ]

IPR - Obispo Oro 423, 5000 Córdoba, ARGENTINA - +54 (351) 4692020 - Email


Copyright © 1997-2008 Instituto Privado de Radioterapia S.A. (IPR) - Todos los derechos reservados

Ultima actualización de esta página IPR : 27 Aug 2008